Cargando...
Cinco Miradores recomendados en Medellín

Cinco Miradores recomendados en Medellín

Mirar la ciudad de Medellín desde sus puntos más altos es una actividad que realizan propios y extraños, en lugares acondicionados para ello, algunos poseen juegos y espacios para compartir con familiares, amigos o pareja, otros promueven las actividades ambientales, deportivas y/o recreativas. Cada uno permite un encuentro con la ciudad desde lo que cada persona percibe de ella, como dice la frase de Italo Calvino: “Las ciudades son un conjunto de muchas cosas: memorias, deseos, signos de un lenguaje; son lugares de trueque, como explican todos los libros de historia de la economía, pero estos trueques no lo son sólo de mercancías, son también trueques de palabras, de deseos, de recuerdos.”


Aquí te presentamos Cinco Miradores recomendados en Medellín:

Parque Natural Regional Metropolitano Cerro El Volador:


Ubicado en la comuna 7 (Robledo) en el noroccidente de la ciudad, cuenta con una  entrada principal sobre la carrera 65, frente a la sede Medellín de la Universidad Nacional en la que se puede acceder a él por una vía pavimentada que es también el acceso de los vehículos, los cuales llegan hasta un parqueadero y de ahí en adelante se debe continuar su ascenso a pie, además de contar  con una serie de senderos y caminos que se encuentran señalizados para el ascenso caminando.

Es el parque natural más grande dentro del área urbana de la ciudad de Medellín, con importante valor ecológico, histórico, arqueológico y turístico, tiene un área de 107.13 hectáreas y 82 metros de altura sobre la ciudad, es uno de los llamados siete cerros tutelares de Medellín, considerado un balcón natural, desde el cual se puede tener una vista panorámica de 360º de la ciudad, pues posee una vía que rodea su cima y miradores al Sur y al Norte.

“También posee singulares bellezas escénicas y panorámicas, donde se pueden desarrollar actividades para el disfrute de la naturaleza. Su presencia en un contexto netamente urbano aporta un servicio ambiental adicional relacionado con la apreciación del paisaje desde diferentes sectores del Área Metropolitana” (AMVA, 2009, disponible en:https://www.medellin.gov.co/biodiversidad/seccion.hyg?seccion=7&submenu=9)


El Cerro Nutibara:


Ubicado al suroccidente de la ciudad, rodeado por los barrios Fátima, Conquistadores, Tenche, Belén y Nutibara. a este cerro se puede ascender en vehículo o caminando por los diversos senderos desde la parte baja hasta la cima, una caminata para los amantes del ecoturismo y el ejercicio físico en cualquier hora del día.

En sus 33 hectáreas cuenta con el teatro al aire libre Carlos Vieco, senderos peatonales, vía pavimentada, esculturas, plazoletas, juegos infantiles, miradores, restaurantes, parqueaderos, zonas de descanso y quioscos.

En su cima reposa la réplica de un parque típico de pueblo, denominado el Pueblito Paisa, el cual fue construido por la Sociedad de Mejoras Públicas en 1978 por encargo del Municipio de Medellín, como una manera de conservar la memoria arquitectónica antioqueña, es una vitrina de Medellín hacia el mundo, pues es la  imagen internacional de muchas postales de la ciudad.

El Pueblito Paisa consta de: capilla, escuela, alcaldía, casa cural, el estanco, la barbería, la botica, réplicas de viviendas de dos plantas y casas de una donde venden artesanías representativas del departamento de Antioquia.

En la parte más alta del Cerro Nutibara, hay un espacio habilitado con todas las medidas de seguridad para que los visitantes lo recorran y puedan apreciar la ciudad de extremo a extremo.

Para finalizar se puede realizar el recorrido en el Museo Ciudad, que cuenta con una maqueta de Medellín y su Valle de Aburrá, además de ofrecer exposiciones de arte plástico.

Es un lugar emblemático, en el que además de ver en su esplendor la ciudad,  se puede experimentar algo de la cultura paisa, su gastronomía, su cotidianidad, permite también coincidir a locales y visitantes en un ambiente de mutua complicidad, al dar una orientación, al tomar una foto familiar a los demás o simplemente adoptando una actitud de amabilidad.

El Mirador de Las Palmas: 


Ubicado en la vía conocida como Las Palmas, que conduce de Medellín al Aeropuerto José María Córdova y al oriente antioqueño. Las palmas cuenta con dos grandes miradores a los que se llega en aproximadamente 30 minutos desde Medellín en transporte particular o tomando los buses que van hacia el oriente antioqueño o al aeropuerto desde el centro comercial San Diego.

Son cotidianamente visitados para divisar el paisaje de la ciudad  en los atardeceres cuando las luces del cielo bajan y llenan de colores impactantes el firmamento de una ciudad rodeada de montañas y en las noches para ver la ciudad iluminada desde lejos. La temperatura a esas horas, en este sitio de la ciudad,  baja considerablemente por lo que es típico tomar chocolate o aguapanela caliente con quesito como una de las opciones dentro de la variedad de alimentos que se preparan y venden allí.

La vista, el clima y los alimentos que allí se comparten lo hacen toda una experiencia romántica, pues permite la cercanía de las parejas que allí se encuentran, puede ser también un plan familiar, de amigos o perfecto para quienes visitan la ciudad pues permite conocer la panorámica y la periferia de la ciudad.

Mirador de la Comuna 13:


A este se llega subiendo por las primeras escaleras eléctricas de carácter público y gratuito creadas para facilitar la movilidad de los habitantes en el barrio La Independencia, de la Comuna 13 San Javier, puedes llegar a ellas en Metro, bus o Taxi.

Desde él se puede vislumbrar un paisaje lleno de colores de contraste entre las casas y las imponentes montañas de Medellín, especialmente cuando cae la tarde.

Una opción para llegar allí con una visita guiada es realizando el Graffitour, un tour urbano que cuenta la experiencia de transformación que ha sufrido este sector deprimido de la ciudad y que a través de la cultura vió como la paz y la convivencia fue llegando a él, todo esto contado en un recorrido por las calles y escaleras repletas de murales de graffiti, presentaciones musicales de artistas locales y un paisaje sin igual. La visita a este lugar debe propiciar la convivencia y el intercambio cultural entre el  visitante y los habitantes del barrio. Llevar cámara fotográfica es imprescindible para posar en los graffitis que más llamen la atención y para capturar la vista privilegiada que se puede apreciar desde la parte más alta de las escaleras eléctricas.


Mirador el Picacho:


Al Noroccidente de la ciudad, en los límites con el municipio de Bello, se encuentra El Picacho, elevado en la parte alta de los barrios El Triunfo, El Progreso No.2, El Mirador del 12, Picacho y Picachito.

A más de 2.000 metros de altura, desde este cerro se puede contemplar no solamente a la ciudad de Medellín, sino todo el Valle de Aburrá, desde Sabaneta al sur, hasta el Ancón Norte entre Copacabana y Girardota. Además, cuando el cielo está despejado y mirando hacia el sur desde su cima, es posible visualizar el cerro Bravo, ubicado en el municipio de Fredonia (Antioquia).

En el cerro hay todavía una muestra del bosque nativo que existió en el Valle de Aburrá en dos áreas boscosas: una al costado norte del cerro y otra cerca al sendero que conduce a la cima, pero no sólo es un sitio para el ecoturismo y el disfrute, sino también para la peregrinación católica gracias a la imagen de Cristo Rey en su parte alta.

Al cerro y sus miradores se puede acceder a través de tres senderos: uno en descenso desde la vía San Pedro, por los rieles observando siempre el Cristo de Espaldas y dos en ascenso: uno al costado sur del cerro por los rieles desde el barrio Picachito siguiendo el cauce aguas arriba de la quebrada la Minita, y el otro al costado norte del cerro, por el área boscosa que permite un recorrido a la sombra de los árboles y rodeado de más naturaleza. 

Ya ubicados en el mirador de la cima y donde el Cristo Rey custodia la ciudad, podemos disfrutar de la vista y la brisa fresca, además se puede descender hasta el segundo y último mirador para seguir observando la gran ciudad de Medellín y su Valle de Aburrá.

¡Agudiza tus sentidos desde los miradores de Medellín y Vivelapp tu también!